• sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • Faro del Saber Bicentenario Parque Lira
  • Edgar Allan Poe
  • Carlos Fuentes - Alejo Carpentier
  • José Agustín - Gabriel García Márquez
  • Centro Mexicano de Escritores
  • Centro Mexicano de Escritores
  • Julio Cortázar
Imprimir
PDF

Pablo Neruda

Escrito por Museo del Escritor.

Pablo Neruda es sin duda uno de los escritores que más espacio tiene en la memoria colectiva latinoamericana, sin embargo, hoy el Museo del Escritor no pierde oportunidad de recordarlo en Resistencia al Olvido, con una breve reseña histórica de la vida y obra de este famoso poeta.

                                                          alt 

Nació en Parral, Chile el 12 de julio de 1904 y murió en Santiago de Chile el 23 de septiembre de 1973, dos años después de haber recibido el Premio Nobel de Literatura, al cual se hizo acreedor por el conjunto de su obra en octubre de 1971. Además de este premio, le fueron concedidos también el Premio Nacional de Literatura de Chile en 1945, el Premio Lenin de la Paz en 1953, y se le otorgó el Doctorado Honoris Causa por la Universidad de Oxford en 1965.

El nombre real del autor era Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto, pero adoptó como nombre el seudónimo Pablo Neruda que comenzó a utilizar a la edad de 13 años, con el que firmó todas sus obras. Neruda empezó a escribir poesía desde los 10 años, sin embargo, durante su vida además de poeta, ocupó también cargos políticos como cónsul, senador y militante del Partido Comunista Chileno, trinchera desde la cual apoyó abiertamente la campaña presidencial de Salvador Allende. En su poesía se enmarcaba también su ideología política, que quedó manifiesta en obras como España en el corazón y Canto General. La expresión abierta de las problemáticas sociales desde sus obras y discurso público le ganaron la desaprobación gubernamental que lo obligó a un exilio temporal en Argentina.

Neruda, militante comunista, murió el 23 de septiembre de 1973, 12 días después del golpe militar que derrocó a su amigo, el presidente Salvador Allende, y a poco menos de un día de partir al exilio a México, en un avión enviado especialmente por el presidente mexicano Luis Echeverría. La versión oficial, compartida por la Fundación Neruda, que maneja el legado del poeta, dice que Neruda falleció de causas naturales y de la pena que le ocasionó la muerte de Allende y la persecución de muchos de sus amigos y colaboradores por la recién iniciada dictadura de Augusto Pinochet, 1973-1990. No obstante, no se tiene total certeza de si murió de cáncer o la dictadura pinochetista lo asesinó. Está por resolverse esa duda.

Por fortuna nos dejó un legado de grandes y variadas obras, entre las que se encuentran: Odas elementales, Los Versos del Capitán, Crepusculario, Confieso que he vivido (obra póstuma) y Veinte poemas de amor y una canción desesperada, de esta última obra se resiste al olvido el poema 15 con el que concluye este recordatorio de uno de los poetas más representativos del siglo XX.

 

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía;

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.