• sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • Faro del Saber Bicentenario Parque Lira
  • Edgar Allan Poe
  • Carlos Fuentes - Alejo Carpentier
  • José Agustín - Gabriel García Márquez
  • Centro Mexicano de Escritores
  • Centro Mexicano de Escritores
  • Julio Cortázar
Imprimir
PDF

CARLOS PELLICER

Escrito por Museo del Escritor.

Yo pasaré la noche junto al cielo,
para escoger la nube, la primera

nube que salga del sueño, del cielo,
del mar, del pensamiento, de la hora,
de la única hora que me espera
¡Nube de mis palabras, protectora...
(Fragmento del poema “Hora de junio”).


“Hora de junio” es uno de los poemas del autor mexicano Carlos Pellicer, al que el Museo del Escritor recuerda el día de hoy, pues se dice que nació el 4 de noviembre de 1899 en Tabasco, México y murió el 16 de febrero de 1977.

Respecto a su verdadera fecha de nacimiento hay muchas confusiones, diversas fuentes incluso oficiales, mencionan que nació el 4 de noviembre de 1899, otras dicen que fue el 16 de enero de 1897 o 1899, incluso el autor declaraba que nació el 4 de noviembre de 1899 o 1904, pero de acuerdo con información que su sobrino Carlos Pellicer López dio al periódico nacional La Crónica estas fechas son falsas y circularon debido a que al poeta le gustaba reducir años a su edad real; según esta fuente familiar, el día verídico del nacimiento del autor es el 16 de enero de 1897.

Cualquiera de las dos fechas son un buen motivo para recordar a Carlos Pellicer, quien llegó a la Ciudad de México con sus padres en 1908, lugar en el que radicó hasta 1913 cuando su padre se unió al Ejército Constitucionalista y al que regresó dos años más tarde para ingresar a la Preparatoria Nacional, tiempo y espacio que le permitieron conocer y convivir con escritores e intelectuales que le sirvieron para su inicio en la vida literaria y política, posteriormente continuó sus estudios en Bogotá, Colombia.

Pellicer creció como escritor dentro de la corriente vanguardista. Es considerado por muchos, debido a la innovación en sus obras, el primer poeta moderno de México. Dentro de sus textos casi siempre se hace referencia al paisaje natural o bien a elementos como el viento o el fuego.

Como muchos otros poetas, no sólo se dedicó a las letras, fue también museólogo formado en París Su trabajo en esta área dejó para México siete museos, entre los que se encuentran la Casa Museo Frida Kahlo (1958) y el Museo Regional de Arqueología Carlos Pellicer Cámara (1974). De igual manera, se desempeñó como director del Departamento de Bellas Artes y fue profesor de historia, literatura y poesía moderna. En 1952 consiguió ser miembro de la Academia Mexicana de la Lengua y en 1964 fungió como presidente del Consejo Latinoamericano de escritores en Roma, Italia. En este mismo año su trabajo en las letras lo llevó a ser reconocido con el Premio Nacional de Literatura y Lingüística. 

Entre las obras del poeta se encuentran también: Práctica de vuelo, Piedra de sacrificios y Con palabras y fuego. Su archivo personal y literario lo resguarda la Biblioteca Nacional de México y en el Colegio de México se encuentra su biblioteca personal. El museo del Escritor te invita a conocer más de la vida y obra de este afamado poeta y escritor, acércate a sus textos y disfruta de una gran poesía.

 

Al dejar un alma

Agua crepuscular, agua sedienta,
se te van como sílabas los pájaros tardíos.
Meciéndose en los álamos el viento te descuentan
la dicha de tus ojos bebiéndose en los míos.
Alié mi pensamiento a tus goces sombríos
y gusté la dulzura de tus palabras lentas.
Tú alargaste crepúsculos en mis manos sedientas:
yo devoré en el pan tus trágicos estíos.

Mis manos quedarán húmedas de tu seno.
De mis obstinaciones te quedará el veneno,
flotante flor de angustia que bautizó el destino.

De nuestros dos silencios ha de brotar un día
el agua luminosa que dé un azul divino
al fondo de cipreses de tu alma y de la mía.

(Al dejar un Alma. Carlos Pellicer Cámara)