• sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • Faro del Saber Bicentenario Parque Lira
  • Edgar Allan Poe
  • Carlos Fuentes - Alejo Carpentier
  • José Agustín - Gabriel García Márquez
  • Centro Mexicano de Escritores
  • Centro Mexicano de Escritores
  • Julio Cortázar
Imprimir
PDF

ANDRÉ BRETÓN (1896-1966)

Escrito por Museo del Escritor.

Hoy recordamos al polifacético escritor francés André Bretón, quien fue también poeta, ensayista, crítico, teórico y editor; entre sus obras más importantes se encuentran Elamor loco y Los vasos comunicantes. Invitamos a nuestros lectores a conocer más de su vida y obra con esta breve reseña.

                                                             

"La rebelión y sólo la rebelión es creadora de luz, y esa luz no puede tomar más que tres caminos: la poesía, la libertad y el amor."

Bretón.

 André Bretón nació el 19 de febrero de 1896 en Tinchebray, Francia, sin embargo su amor por la astrología hizo que decidiera tomar el 18 de febrero del mismo año como su fecha oficial de nacimiento. Fue un escritor que participó en múltiples movimientos; en primera instancia durante un periodo de tres años formó parte del movimiento dadaísta, una corriente que se caracteriza por posicionarse en contra de las convenciones literarias y artísticas y que hace sátira del artista burgués.

A lo largo de su vida Bretón tuvo conflictos con muchas personas por su forma de pensamiento y su quehacerartístico o literario, el primero de ellos fue el poeta y ensayista conocido como TristanTzara, con quien rompió relaciones en 1924 acusándolo de conservador. Durante este mismo periodo escribió el Manifiesto del surrealismo, un texto fundacional del surrealismo, movimiento del que se le considera pionero.

"Aún durante siglos, será surrealista en arte todo lo que apunte a una mayor emancipación del espíritu." Bretón.

Su prosa era casi poética y se caracterizaba por tener un estilo emotivo y exaltado, a Bretón se le recuerda porque a lo largo de su carrera como escritor se dedicó a postular en sus textos la existencia de una realidad superior a la que únicamente se podía tener acceso poniendo en contacto dos aspectos antes siempre separados, la vigilia y el sueño. A través de sus estudios comenzó a la reivindicación de la liberación del mundo del subconsciente. Este acercamiento psicológico del autor llenó su escritura de una explícita nueva forma de pensamiento que rompió relaciones con los dogmas de la lógica y la moral.

El autor de Nadja mientras se encontraba adentrado en la corriente del surrealismo formó parte del Partido Comunista en el año de 1927 y tres años más tarde publicó el Segundo Manifiesto surrealistacon la finalidad de insertar esta corriente en una tendencia más política y revolucionaria; tal decisión provocó grandes fragmentaciones en el grupo de los surrealistas.Años más tarde, en 1935, Bretónrompió con el Partido Comunista y emprendió un viaje a México. En este momento su relación con Trotski lo llevó a escribir un tercer manifiesto, que salió a la luz en 1941.

Entre sus obras hay diversas novelas que alcanzaron el éxito internacional, una de ellas es la famosa Nadjapublicada en 1928, posterior a ésta surgieron: La inmaculada concepción en1930 yLos vasos comunicantes escrita en 1932.

Para el año de 1946 regresó a Francia en donde se dio a la tarea de fundar nuevas revistas surrealistas;en este mismo periodo manifestó públicamente su oposición a otra tendencia, el realismo, que para el momento imperaba en la literatura. Este desacuerdo lo expresó hacia muchos autores, pero en especial se posicionó contra la obra del también escritor francés Albert Camus.

Así termina este recuento de la vida y obra de André Bretón, quien murió en París el 28 de septiembre de 1966, pero su trascendencia como literato hace que siga siendo un autor vigente. Finalmente, compartimos con ustedes uno de sus poemas:

Uli

Por cierto que eres un gran dios
Te he visto con mis propios ojos como nadie
Aún estás cubierto de lodo y sangre acabas de engendrar
Eres un viejo aldeano que nada sabe
Para reponerte comiste hasta más no poder
Estás plagado de manchas humanas
Se ve que te has forrado hasta las orejas
Ya no escuchas
Nos guiñas el ojo desde un fondo de caracola
Tu creación te dice arriba las manos y aún así amenazas
Tú das miedo tú maravillas