• sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • Faro del Saber Bicentenario Parque Lira
  • Edgar Allan Poe
  • Carlos Fuentes - Alejo Carpentier
  • José Agustín - Gabriel García Márquez
  • Centro Mexicano de Escritores
  • Centro Mexicano de Escritores
  • Julio Cortázar
Imprimir
PDF

WALT WHITMAN (1819-1892)

Escrito por Museo del Escritor.

“Cuando conozco a alguien no me importa si es  blanco, negro, judío o musulmán.

Me basta con saber que es un ser humano”

 

Walt Whitman es el nombre de un afamado poeta que nació en West Hills, Estados Unidos el 31 de mayo de 1819, y a quien recordamos en este mes pues falleció el 26 de marzo de 1892. Conocer la historia de Whitman resulta interesante ya que fue en escritor que pese a las dificultades económicas, educativas y sociales que enfrentó, consiguió trascender en la literatura no sólo americana sino internacional.

                                                                                        

Su madre era holandesa y su padre británico, fue el segundo de nueve hijos de una familia con escasos recursos económicos. Dicha situación derivó en una formación académica escasa para el joven, pues a pronta edad tuvo que empezar a trabajar; inició paradójicamente como maestro itinerante y después laboró por varios años en una imprenta.

Durante el tiempo que trabajó en la imprenta se despertó en él la afición por el periodismo, poco a poco este interés le fue llevando a adentrarse de lleno en el tema hasta conseguir trabajar en varios diarios y revistas de Nueva York. Años más tarde, en 1846, consiguió incluso ser nombrado director del Brooklyn Eagle, sin embargo, estuvo en el cargo sólo dos años dado que no estaba de acuerdo con la línea del periódico, abiertamente de tendencia proesclavista. Pero su labor en los medios no terminó aquí, ya que una noche de ópera coincidió con el dirigente del periódico Crescent de Nueva Orleans, quien le ofreció una plaza en este medio.

No fue sino hasta 1848, después de regresar a Nueva York tras un viaje al sur de su país, que decidió dejar el periodismo y dedicarse de tiempo completo a la escritura tanto poética como narrativa, a través de la cual contaría un poco de la experiencia vivida.

Es así como en 1855 salió a la luz la primera edición de su gran obra Hojas de hierba (Leaves of grass) que incluyedoce poemas, todos carente de título. Este trabajo fue muy personal para el autor en todos los sentidos, ya que fue él mismo quien se encargó de la edición y de llevar el texto a la imprenta, sin embargo como a muchos en sus comienzos, pocos ejemplares de la primera edición se vendieron, la gran mayoría fueron regalados.

Gracias a la crítica positiva de un literato estadunidense, Whitman no se rindió y continuó con la escritura. Editó por segunda ocasión Hojas de hierbay cuatro años después en la tercera edición incluyó un poema de presentación y otro de despedida.

Después de la Guerra Civil y de haber trabajado como voluntario de enfermería, decidió permanecer en Washington. Fue en este lugar donde publicó varios ensayos de contenido político y defendió principalmente sus ideales democráticos, además de manifestar su rechazoal materialismo que según él impregnaba el estilo de vida estadunidense.

La vida del poeta no fue fácil, aquejado de múltiples enfermedades tuvo que dejar Washington en 1873 y trasladarse a Camden, Nueva Jersey, lugar en el que se dedicó a revisar su obra y escribir nuevos poemas que fue incluyendo paulatinamente en las siguientes ediciones de Hojas de hierba. En esta ciudad permaneció hasta el 26 de marzo de 1892, día de su muerte.

Recordamos a Whitmanpor su gran aportación poética, fue uno de los primeros poetas en experimentar las posibilidades del verso libre, aunado al uso de un lenguaje sencillo y cercano a la prosa. Además en la máxima obra del autor el individualismo no se hace esperar, pues son sus versos los que relatan sus propias experiencias, posiciones e ideales.

El Museo del Escritor termina esta reseña de la vida y obra del autor y comparte con ustedes uno de los poemas de Walt Whitman:

“Thismomentyearning and thoughtful”

En este momento, sentado a solas, anhelante y pensativo,
Me parece que en otras tierras hay otros hombres también
      anhelantes y pensativos,
Me parece que puedo mirar más lejos aún y divisarlos en
      Germania, Italia, Francia, España,
Y lejos, más todavía, en China, o en Rusia, o en Japón,

     hablando otros dialectos,
Y pienso que si me fuera posible conocer a estos hombres
      con ellos me uniría, tal como lo hago con los hombres
      de mi propia tierra,
¡Oh! Yo comprendo que nos convertiríamos en hermanos y
      amantes,
Yo sé que llegaría a ser feliz con ellos
.