• sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • sl.001
  • Faro del Saber Bicentenario Parque Lira
  • Edgar Allan Poe
  • Carlos Fuentes - Alejo Carpentier
  • José Agustín - Gabriel García Márquez
  • Centro Mexicano de Escritores
  • Centro Mexicano de Escritores
  • Julio Cortázar
Imprimir
PDF

FRANZ KAFKA (1883-1924)

Escrito por Museo del Escritor.

"Un libro debe ser el hacha que rompa

el mar helado que hay dentro de nosotros."

alt 

Hoy se conmemoran 131 años del nacimiento de uno del escritor checo Franz Kafka, autor de las novelas El proceso, El Castillo y El Desaparecido; literato que escribió preponderantemente en lengua alemana. Kafka nació el 3 de julio de 1883 en el seno de una familia judía que se dedicaba al comercio.

Tras crecer arraigado en la cultura alemana, comenzó sus estudios en escuelas caracterizadas por el régimen propio de los alemanes; fue por ello que en la secundaria asistió a un exigente colegio respetado por la élite académica, mas tarde estudió derecho en la Universidad de Praga y después se doctoró en esta misma disciplina. Sin embargo, paralelamente comenzaba en él un creciente interés sobre la mística y la cultura judía, sus estudios y lecturas sobre estos dos ámbitos marcaron una notable influencia sobre el autor.

La postura ideológica de Kafka no tardó en manifestarse, era un hombre inteligente que logró construir rápidamente su ideología política y para su adolescencia manifestaba su desacuerdo con la sociedad instituida y se declaraba abiertamente socialista y ateo.

Kafka tuvo muchas complicaciones en su vida, una de ellas fue su incesante lucha contra la tuberculosis, enfermedad que contrajo en 1917 y la cual lo conduciría a la muerte. Aunado a ello convivió en el día a día con la hostilidad manifiesta de su familia respecto a su actividad literaria, así mismo tenía un trabajo en una compañía de seguros, en el que a pesar de laborar gran parte de su vida, nunca satisfizo del todo al autor; finalmente, en el amor estuvo lleno de diversos fracasos y cinco veces tuvo intentos de comprometerse y casarse sin embargo todos resultaron fallidos. En este contexto encontró una salida en la literatura, se dedicó a escribir intensamente y esta actividad lo acompañó hasta sus últimos días.

El autor de La Metamorfosis había expresado a su íntimo amigo Max Brod el deseo que tenía de que eliminaran definitivamente sus obras literarias después de su fallecimiento, pedía como única voluntad que en el momento de su muerte todos sus textos literarios fueran quemados para que nunca salieran a la luz; contra su deseo hoy conocemos sus textos e identificamos universalmente a Kafka como uno de los grandes representantes de la literatura en lengua alemana.

En 1913 hubo un intento de búsqueda de éxito por parte del autor, con su texto Meditaciones, pero a pesar de que el editor Rowohlt accedió a publicar la obra, que constituía una compilación de textos de su diario personal así como algunos versos del autor, ésta pasó desapercibida y al igual que las subsiguientes quedó relegada sólo a un mínimo círculo de amigos y admiradores que leían al autor.

Después del inicio de la primera Guerra Mundial y del fracaso de uno de sus intentos de matrimonio, se presentó una de sus etapas creativas entre 1913 y 1919 en la que surgen grandes títulos como El proceso, La metamorfosis,  La condena  y Un médico rural.

En 1920, cuatro años antes de fallecer, abandonó su empleo debido a la enfermedad que padecía e ingresó en un sanatorio, poco tiempo después, mientras vivía en una casa de campo, escribió El castillo;  en estos años Kafka conoció a las dos últimas mujeres de su vida, primeramente a la escritora checa Milena Jesenska-Pollak, con la que sostuvo un romance que duró poco tiempo y que fue alimentado por abundante correspondencia, la cual no sería publicada sino hasta 1952. Finalmente en el último año de su vida se enamoró de Dora Dymant, una mujer que representaba para el autor el gran amor que había anhelado siempre.

Él es Franz Kafka, autor de tres novelas, algunas novelas cortas y una gran variedad de textos autobiográficos, en los cuales se revelaba gran parte del pensamiento del autor, su ironía y manera de ver la vida. Hoy lo recordamos en el Museo del Escritor con esta breve reseña que esperamos sirva a nuestros lectores para recordar un poco de la vida y obra de este famoso literato.

"Muchas veces es más seguro estar encadenado que ser libre."

Franz Kafka